Mal aliento - Betadine.es
plaster

Halitotis o mal aliento

La halitosis o el mal aliento se define como un olor desagradable procedente del aliento de una persona, se asocia frecuentemente a una mala higiene bucal o a enfermedades de la cavidad oral. Se debe a la acción de bacterias localizadas principalmente en el dorso de la lengua y en el surco gingival.
La halitosis se puede clasificar de la siguiente manera:


Halitosis o mal aliento fisiológicos (factores orales no patológicos), debido a:

  • Aliento  matutino; durante el sueño el flujo de saliva disminuye, reduciendo el efecto detergente de la misma que facilita el crecimiento de bacterias.
  • Edad
  • Prótesis dentarias
  • Saliva; el nivel de halitosis está directamente relacionado con el flujo de la saliva, a menor flujo de saliva, menor limpieza de la boca y mayor posibilidad de sufrir halitosis
  • Tabaco
  • Hambre
  • Comida


Halitosis o mal aliento patológicos

  • Causas orales; enfermedad periodontal, estomatitis, faringitis o gingivitis
  • Causas periorales; nasales,paranasales o laríngeas
  • Enfermedades digestivas, respiratorias, neurológicas o sistémicas


El tratamiento depende del tipo de halitosis que se sufre. En el 85-90% de los casos el olor se origina en la cavidad oral, ya sea halitosis fisiológica o patológica. El tratamiento se basará en medidas generales de higiene y cuidado de la boca. Esto incluye:

  • Buena higiene dental; uso de hilo dental, uso de pasta de dientes fluorada
  • Limpieza de la lengua y paladar
  • Uso de enjuagues con frecuencia y sobre todo antes de dormir
  • Abstención de tabaco
  • Beber abundante agua
  • Visita semestral al odontólogo
  • Dietas ricas en frutas y verduras y bajas en grasas y carnes

Ref: Fernández Amézaga, J. Rosanes González, R.: Halitosis: diagnóstico y tratamiento en Atención Primaria. MEDIFAM 2002:12; 46-57

 

Sección no susceptible de revisión por las Autoridades Sanitarias

Estás saliendo de betadine.es 

Haciendo click en “Continuar”, estás saliendo de la página de i3.1 para ir a una página de un tercero, el cual es responsable por su contenido.