Limpieza de heridas - Betadine.es
plaster

Lavado de heridas

Cuando se produce una herida, aparecen diferentes riesgos para el organismo relacionados con los microorganismos, ya que la piel no actúa como barrera protectora por la pérdida de su continuidad, los microorganismos pueden penetrar por la zona de la herida y dicha herida puede llegar a infectarse. Se considera que una herida está infectada cuando los microorganismos que se reproducen en ella invaden los tejidos vivos que rodean la lesión y producen alteraciones de los mismos. Los signos clínicos son: edema, calor, dolor, rubor y exudado purulento. Las consecuencias de la infección de una herida incluyen un enlentecimiento de la cicatrización o que se imposibilite la cicatrización de la misma.

Una óptima utilización de antisépticos es una medida de gran eficacia para la prevención de la infección. Se recomienda lavar la herida con un jabón antiséptico y usar un antiséptico de amplio espectro para la cura.

Sección no susceptible de revisión por las Autoridades Sanitarias

Estás saliendo de betadine.es 

Haciendo click en “Continuar”, estás saliendo de la página de i3.1 para ir a una página de un tercero, el cual es responsable por su contenido.