Pie diabético - Betadine.es
plaster

Pie diabético

La Diabetes puede causar graves problemas en los pies, como heridas, ulceraciones…llegando en casos extremos a la necesidad de amputación. 

Estos problemas son muy comunes y pueden evitarse con una higiene adecuada y la vigilancia de las pequeñas heridas que aparezcan en los pies, así como con  consultas periódicas a su podólogo.

Es importante llevar un buen control médico de la glucemia (glucosa en sangre)

Factores de riesgo:

 

  • Edad avanzada (a partir de los 60 años) o diabetes de larga duración
  • Antecedentes de lesiones o úlceras en los pies
  • Pies mal cuidados
  • Evitar el tabaco, llevar control médico del colesterol y la hipertensión.

Higiene diaria  y calzado:

  • Lavarse los pies diariamente con agua templada, comprobando antes la temperatura real del agua ya que puede haberse producido pérdida de sensibilidad en los pies.
  • 2 días en semana lavarlos con un jabón antiséptico
        Secarlos bien y sin frotar con una toalla, sobre todo entre los dedos.         Evitar baños de pies prolongados (deben durar menos de 5 minutos)
  • Las uñas han de cortarse con tijeras de punta roma y en recto, para que no se encarnen, y limarse con limas de cartón. 
  • Hay que evitar cortar o quitar durezas y callos, y el uso de callicidas; en caso necesario deberá acudir a su podólogo.
  • Inspeccionar diariamente los pies de forma minuciosa, con ayuda de un espejo o gafas si es necesario.
  • Mantener los pies secos usando talco antes de calzarse.
  • Evitar el uso de zapatos pequeños y estrechos, con tacón o punta. Usar calzado cómodo y amplio, transpirable y de piel; y calcetines limpios de lana o algodón, que deben cambiarse cada día.
  • Usar plantillas para distribuir la presión y evitar la sobrecarga en el pie.
  • Antes de calzarse, comprobar el interior para evitar la presencia de piedras, o zonas salientes del zapato, que pueden causar rozaduras y heridas.
  • No caminar descalzo
  • No colocar los pies cerca de estufas, radiadores u otras fuentes de calor.
  • Si hay heridas, deben lavarse con agua y jabón, y evitar el uso de pomadas y alcohol.
    Para la curación de heridas es apropiado el uso de una solución antiséptica, pero siempre tras consulta médica.
  • Evitar andar descalzo y usar factor de protección solar si va a exponer los pies al sol.
  • Usar crema hidratante a diario, excepto entre los dedos.

Es importante estar vacunado del tétanos y acudir a revisiones periódicas con su podólogo.

 

Sección no susceptible de revisión por las Autoridades Sanitarias

Estás saliendo de betadine.es 

Haciendo click en “Continuar”, estás saliendo de la página de i3.1 para ir a una página de un tercero, el cual es responsable por su contenido.